ESTO NO ES LIBERTAD (AUNQUE LO DIGAN A LOS GRITOS), ES SUMISIÓN

22/05/2024
Repudiamos las nuevas relaciones carnales que, con manifiesta actitud cipaya, el gobierno nacional se esfuerza en concretar.
Estas acciones están al tono con las leyes enviadas al congreso como la Ley Bases y la Reforma Fiscal; las políticas de ajuste y represión con las que día a día los ultraliberales pretenden quebrar al pueblo. Cada una de estas acciones, junto a las verbales, judiciales y propagandísticas apuntan a la destrucción de la organización popular; sea el movimiento obrero, las organizaciones políticas y sociales o cualquier colectivo que pretenda levantar su voz frente al despojo de los sectores populares. La nueva consigna del gobierno motosierra parece ser la de que “todo lo que esté organizado deberá quedar desarticulado”.
En línea con el sobrecumplimiento de las metas del Fondo Monetario Internacional (a costa del empobrecimiento del pueblo), las relaciones internacionales y la defensa de nuestra soberanía territorial tienen el eje común de la entrega sin disimulos. El gobierno se encolumna con todos los objetivos del imperio yanki, desde la salida de los BRICS, la injerencia del Ejército de Estados Unidos en el Río Paraná, el apoyo incondicional a Israel, la ruptura de acuerdos con China, la pretensión de ingresar como socio global a la OTAN, la instalación de una base naval conjunta que será parte de la red de destacamentos del Comando Sur en América Latina, la permisividad para el ingreso de buques de guerra al Sector Antártico y, en materia de defensa de nuestra soberanía en Malvinas, el silencio ante la visita del canciller británico a las islas, el acercamiento a los británicos para discutir temas económicos y comerciales, dejando la causa Malvinas fuera del mapa. Al ataque a la mesa de los argentinos y a sus organizaciones, se agrega el intento de desintegración territorial vía sumisión imperial.
En momentos en el que tanto las riquezas como los reposicionamientos geopolíticos por parte de países y bloques se profundizan hacia la renovación del Tratado Antártico, se hace necesaria la férrea defensa de nuestras islas del Atlántico Sur, del Sector Antártico y el irrenunciable reclamo por nuestras Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sandwich del Sur y el archipiélago circundante como lo señalara Perón en 1953: “la Nación Argentina defenderá celosamente su soberanía territorial y en la discusión pacífica de sus derechos expresará su voluntad indeclinable de que no se alteren los títulos legítimos que ofrece”
¡FUERA INGLESES DE MALVINAS! ¡FUERA YANKIS DE AMÉRICA LATINA!
MESA FEDERAL DEL PERONISMO 26 DE JULIO
HOMENAJE PERMANENTE
DESARROLLO TERRITORIAL